El Árbol de las 40 frutas

Hace aproximadamente dos años, una mañana cuando iba hacia el trabajo, escuché en la radio que en Central Park había un árbol que podía dar 40 frutos diferentes.

La noticia me llamó la atención y picó mi curiosidad como habían conseguido hacer eso y por qué.

El profesor de la Universidad de Syracusa (Nueva York, Estados Unidos) y artista, Sam Van Aken, ha usado una antigua técnica de injerto, por la cual ha creado árboles que pueden dar más de 40 tipos diferentes de frutas de hueso, incluyendo melocotones, nectarinas, albaricoques y almendras.

Años de diagramación y planificación le permiten esculpir los árboles para que florezcan continuamente durante más de un mes. Después de una primavera de brillantes flores de colores rosa, blanco y carmesí, las ramas producen su propia e inconfundible fruta.

Van Aken quiere que las personas se tropiecen con ellos y hagan preguntas sobre lo que están viendo, ya que la combinación de colores y frutas es algo fuera de lo común.

Van Aken trabaja con árboles como un arte, que le obliga a aprender del árbol y a trabajar con él a medida que crece.

LLegados a este punto, podemos plantearnos varias cosas, como sabrán las frutas? Empezarán a comercializarlos o seguirán siendo solo arte? …. Una cosa es cierta, dará gusto verlo en floración, así que tenemos la excusa perfecta para organizar un viaje a Nueva York en primavera.